El regalo

Por aquel entonces, hace 18 años ya, mi relación con el tabaco era compulsiva pero ni tan siquiera era consciente de ello,no me había planteado dejar de fumar, la vida me llevó a conocer a la hermana de Juan Manuel que me habló de este método y organizó una charla que nos ofrecería su hermano con gran generosidad a un grupo de amigas, decidí acudir porque me encontraba en un momento de romper dependencias y el tabaco era una de ellas. Recuerdo la claridad con que Juan Manuel nos exponía lo que se suponía habíamos oído tantas veces sobre el tabaco, pero el entusiasmo y la entrega con la que nos ofreció esa charla, aún resuena en mi corazón. Me fumé el último cigarro sabiendo que era una despedida y durante el tiempo que duró ese cigarrillo hubo momentos de ansiedad pero eran más poderosas en mi mente las palabras que Juan Manuel nos había regalado con su charla. Aquí terminaba mi relación con el tabaco y comenzaba mi vida de no fumadora. Gracias Juan Manuel por este regalo.